China Continúa Las Restricciones De Viaje A Los Tibetanos A Pesar De La Protesta Internacional

Tibet.net (Editado)

2 de enero de 2018

Su Santidad el XIV Dalai Lama acaba de concluir las enseñanzas en Bodhgaya, Bihar, el lugar donde el Buda Gautama alcanzó la iluminación.

Apenas 100 tibetanos del Tíbet pudieron asistir a dichas enseñanzas, debido principalmente a las severas restricciones de pasaportes impuestas por las autoridades chinas. En enero de 2017, muchos tibetanos del Tíbet habían viajado a Bodhgaya para recibir las iniciaciones de Kalachakra de parte de Su Santidad. Sin embargo, China los amenazó con terribles consecuencias si asistían a las oraciones. A su regreso sus pasaportes fueron confiscados y nunca devueltos. Del mismo modo, en enero del año pasado, las autoridades chinas emitieron una orden pública que prohibía que los tibetanos de Tíbet asistieran a las enseñanzas y les ordenó regresar al Tíbet de inmediato. Al regresar sus pasaportes fueron confiscados y destrozados frente a ellos.

Cuando los tibetanos en el Tíbet solicitan pasaportes, están sujetos a prácticas discriminatorias dirigidas a disuadirlos de hacer la solicitud. Human Rights Watch había expuesto la existencia de un sistema de pasaportes tan discriminatorio en 2015, en el que los tibetanos están sujetos a un sistema de pasaportes de vía lenta. Con el pretexto de emitir nuevos pasaportes, los pasaportes de los tibetanos fueron confiscados y luego fueron sometidos a un arduo proceso de solicitud, lo que hace casi imposible obtener un nuevo pasaporte.

El año pasado, un grupo de expertos de la ONU expresó «una seria preocupación por las políticas y la legislación del sistema de pasaportes de dos vías específicamente dirigidas a discriminar a los miembros de la minoría tibetana» y solicitó información al gobierno chino sobre esto. El Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial en su informe publicado el pasado agosto, destacó la «casi prohibición de la emisión de pasaportes a los tibetanos para viajes al extranjero» y recomendó a China que «revise las regulaciones y prácticas para garantizar determinaciones no discriminatorias sobre las solicitudes de pasaportes y la libertad de movimiento para los tibetanos dentro y fuera de la Región Autónoma Tibetana y en el extranjero”. Incluso durante el tercer ciclo del Examen Periódico Universal de China por el Consejo de Derechos Humanos, los Estados miembros solicitaron a China que cesara las restricciones a la libertad de movimiento de los tibetanos.

A pesar de la presión internacional, China continúa restringiendo el movimiento de los tibetanos, especialmente en sus viajes al extranjero. La denegación de la expedición y reemisión de pasaportes para los tibetanos les ha impedido peregrinar a los lugares santos budistas y asistir a las enseñanzas de Su Santidad el Dalai Lama.-

Foto: Su Santidad el Dalai Lama en su día final en Bodhgaya. 2/1/19. Foto: Tenzin Choejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas