China Procesará a Defensor de la Educación Tibetana Detenido Durante Dos Años

 

The New York Times

Edward Wong (Editado)

30 de diciembre de 2017

Las autoridades chinas planean someter a juicio a Tashi Wangchuk, quien abogara por una educación más amplia de la lengua tibetana, la próxima semana por “incitar al separatismo”, una acusación que podría dar lugar a una sentencia de hasta 15 años de prisión, según sus abogados.

Tashi, de 32 años, ha estado detenido durante casi dos años en los alrededores de la ciudad de Yushu, en la meseta tibetana,  en el extremo oeste de China. Él es uno de los presos políticos más prominentes de China. La policía lo sacó de su casa en enero de 2016, dos meses después de que apareciera en un video del New York Times y en un artículo sobre educación en idioma tibetano. Tashi también había escrito publicaciones en su blog sobre el tema.

Los defensores internacionales de derechos humanos y grupos defensores del Tíbet denunciaron el próximo juicio luego de que Liang Xiaojun, uno de los abogados de Tashi, escribiera en línea esta semana que los funcionarios del tribunal intermedio de Yushu habían programado que él comparezca ante el tribunal el jueves.

Los funcionarios del Partido Comunista generalmente deciden el resultado de los juicios políticos en China; el acusado casi siempre es condenado y sentenciado a prisión.

Debido a la importancia del caso de Tashi, cualquier sentencia llevará a una mayor condena internacional del historial de abusos contra los derechos humanos en China. Human Rights Watch, Amnistía Internacional, PEN América y la Embajada de los Estados Unidos en Beijing han criticado públicamente al gobierno chino por el caso.

Las cuestiones de las minorías étnicas se encuentran entre las más delicadas en China. La policía de Yushu estaba especialmente enojada con Tashi por sus entrevistas para el video del Times sobre el idioma tibetano, dijo Liang en una entrevista anterior. Sin embargo, Tashi dijo a los periodistas del Times que no apoyaba la independencia o el separatismo tibetano y que simplemente estaba presionando para que el idioma tibetano se enseñara adecuadamente en las escuelas locales, que dan prioridad a la enseñanza del idioma chino, y para que el tibetano sea usado en las oficinas gubernamentales. –

 

Foto: Gilles Sabrié para The New York Times

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas