El Congreso de los Estados Unidos Nunca Reconocerá un Dalai Lama Nombrado por los Chinos

Tibet.net

10 de abril de 2019

Dharamsala: Desacreditando las últimas afirmaciones de China sobre la reencarnación del líder espiritual más importante del Tíbet, Su Santidad el Dalai Lama, el Congreso de los Estados Unidos afirmó la autoridad única, legítima e indiscutible de Su Santidad el Dalai Lama para determinar su sucesión y dijo que los Estados Unidos solo seguirían las instrucciones establecidas por el Dalai Lama con respecto a su reencarnación.

“Permítanme ser muy claro: el Congreso de los Estados Unidos nunca reconocerá a un Dalai Lama que sea elegido por los chinos”, dijo el senador Cory Gardner en una audiencia de la Subcomisión de Relaciones Exteriores del Senado de los Estados Unidos sobre Asia Oriental, el Pacífico y la Política Internacional de Seguridad Cibernética. El subcomité es un órgano clave del Congreso que supervisa la política de los Estados Unidos en Asia. El senador Gardner es el presidente de la subcomisión.

En un desaire adicional a las declaraciones espurias chinas, el Congreso de los Estados Unidos declaró que solo seguirá las instrucciones establecidas por Su Santidad el Dalai Lama con respecto al futuro de su reencarnación.

“Su Santidad [El Dalai Lama] ha dispuesto [su] sucesión. Solo entonces los Estados Unidos seguirán esa sucesión”.

Bhuchung K. Tsering, vicepresidente de la Campaña Internacional por el Tíbet (ICT, por sus siglas en inglés) que testificó en la audiencia sobre la situación en el Tíbet y su impacto en la región Indo-Pacífico dijo que los planes de China para controlar la reencarnación del Dalai Lama no serán aceptados por los budistas tibetanos dentro o fuera del Tíbet.

“También será rechazado por la comunidad internacional”.

“Si China no es desafiada vigorosamente por los países libres, su plan afectará no solo la libertad religiosa de millones de seguidores budistas tibetanos en todo el mundo, sino también los intereses de la seguridad nacional de los Estados Unidos y los países de la región”.

En 2011, Su Santidad el Dalai Lama emitió un decreto sobre el futuro de su reencarnación, así como la historia de la tradición tulku en el budismo tibetano.

En la declaración, Su Santidad dijo, “en ausencia de directrices claras, si el público en cuestión expresa un fuerte deseo de que el Dalai Lama continúe, existe un riesgo evidente de que intereses políticos creados hagan mal uso del sistema de reencarnación para cumplir su propia agenda política”. Por lo tanto, mientras permanezco física y mentalmente en forma, me parece importante que elaboremos pautas claras para reconocer al próximo Dalai Lama, para que no haya lugar para la duda o el engaño”.

“Si se decide que la reencarnación del Dalai Lama debe continuar y es necesario que se reconozca el Decimoquinto Dalai Lama, la responsabilidad de hacerlo recaerá principalmente en los oficiales involucrados del Gaden Phodrang Trust, del Dalai Lama”.

“Teniendo en cuenta eso, aparte de la reencarnación reconocida a través de métodos tan legítimos, no se debe otorgar reconocimiento ni aceptación a un candidato elegido con fines políticos por parte de nadie, incluidos los de la República Popular China”.

Además, el 13 de noviembre de 2018, en una entrevista con NHK Japón, Su Santidad explicó que ya en 1969 había dejado en claro que la elección de si se reconocería o no otro Dalai Lama correspondía al pueblo tibetano.

“Esa elección precede a cualquier decisión sobre cómo puede ser elegido un sucesor”.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas