El Estado Chino Incita a los Tibetanos a Denunciarse Unos a Otros

 

Ucanews (Editado)

23 de mayo de 2018

El temor y la inquietud se extienden a través del Tíbet por la preocupación de que la campaña conduzca a una ofensiva contra los disidentes

Las autoridades comunistas han lanzado una campaña en el Tíbet que incluye ofrecer recompensas en efectivo para que el público informe sobre personas sospechosas de ser  marginales y espías.

Dirigidos por las autoridades de la región, los gobiernos locales de la Región Autónoma del Tíbet publicaron en enero pasado un aviso, sobre la información de crímenes cometidos por fuerzas clandestinas.

Como parte de la campaña, los gobiernos locales están ofreciendo recompensas financieras, mientras que el Ministerio de Seguridad Pública ha establecido una plataforma en línea para que las personas puedan denunciar fácilmente a las demás.

La máquina de propaganda del Estado ha prometido grandes recompensas para alentar la participación pública en su campaña para atrapar a los que llama mafiosos y espías. Los denunciantes recibirán una recompensa si su información es correcta.

Las que el Partido Comunista chino llama fuerzas marginales y espías son conceptos muy vagos bajo la ley de China o no están definidos en absoluto. Asimismo, se basan arbitrariamente en el aviso emitido y pueden dar lugar a abusos contra los derechos humanos e incluso violar las propias leyes del PCCh.

Esta campaña para acabar con las actividades de grupos marginales en el Tíbet es similar a  movimientos políticos anteriores.

Desde los disturbios de 2008 en el Tíbet, las autoridades chinas han intensificado las medidas de control mediante el despliegue de la policía militar y la instalación de cámaras de vigilancia.

Debido a la naturaleza de la campaña -y de los llamados movimientos de línea dura lanzados por el PCCh en el pasado- existe temor e inquietud en toda la sociedad tibetana.

Se teme que los tibetanos experimentarán no solo casos de injusticia, sino también una ofensiva contra los disidentes políticos y contra cualquiera que se atreva a criticar las políticas del PCCh.

La campaña aludida no sólo se ha puesto en marcha en el Tíbet, también está activa en otras partes de China.

Fueron reportadas redadas en varias provincias con muchos arrestos. Las fuentes dicen que muchos arrestos se han basado en pruebas inventadas y que ha habido casos relacionados con los intereses de los funcionarios del gobierno local y las fiscalías de los tribunales.

En el aviso emitido por el gobierno central se indica que se han creado oficinas de seguridad en China, y en el Tíbet, para implementar lo requerido y alentar a las personas a informar sobre los demás. Las regulaciones sobre cómo las personas deben ser recompensadas también han sido publicadas.-

(Foto: Johannes Eisele/AFP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas