EL VIAJE DEL DALAI LAMA PROVOCA A CHINA Y DA UN INDICIO SOBRE SU HEREDERO

EL VIAJE DEL DALAI LAMA PROVOCA A CHINA Y DA UN INDICIO SOBRE SU HEREDERO

The New York Times

6 de abril de 2017

Ha sido un arduo viaje para el Dalai Lama de 81 años, quizás su último a través de los pasos de montaña en la frontera con China, hacia un pueblo que ha jugado un papel trascendental en su vida y en la historia del budismo tibetano.

Violentas lluvias golpearon el pequeño avión en el que voló hacia el valle. Su comitiva se vio obligada a continuar por tierra, viajando siete u ocho horas por día a través de caminos escarpados, repletos de aldeanos que esperaban verlo.

Cada día, al acercarse al lugar sagrado de Tawang, China presionaba a India con más fuerza para impedir su avance, sus advertencias crecían ominosas.

El martes, día previo a que el Dalai Lama arribara a Tawang, el oficialista China Daily escribió que Beijing “no dudaría en responder golpes con golpes” si las autoridades indias le permitían continuar al Dalai Lama.

En este viaje está en juego, dijeron los eruditos, la cuestión fundamental de quién emergerá como el sucesor del Dalai Lama, y si ese sucesor, tradicionalmente un bebé identificado como la próxima reencarnación del Dalai Lama, vivirá dentro de la zona de influencia de China.

Al visitar Tawang, un baluarte del budismo tibetano que fue el lugar de nacimiento de un Dalai Lama anterior, él está sacando de quicio con pericia a Beijing que mantiene que esa área debe ser parte de China. Él está también consolidando las profundas raíces de su secta entre la población, sentando las bases potencialmente para una reencarnación allí.

“Él es un lama sabio, él está pensando más allá, como siempre hace,” dijo Brahma Chellaney, un analista del Centro de Investigación Política de Nueva Delhi. “Él no es dado a un razonamiento sentimental. No hay nada sobre su viaje a Arunachal Pradesh que sea sentimental en su naturaleza.”

Tawang es hogar del pueblo Monpa, que practica el budismo tibetano y una vez pagó tributo a los gobernantes de Lhasa, 316 millas al norte. Aunque la población del pueblo es de alrededor de 11 mil personas, los funcionarios dijeron que estaban esperando unas 60 mil para las apariciones del Dalai Lama en el monasterio de Tawang este fin de semana.

“Nos hemos estado preparando por los últimos dos meses,” dijo Lobsang Khum, secretario del monasterio. “Todos quieren verlo, obtener sus bendiciones, tocar sus pies. Para nosotros el Dalai Lama es más importante que nuestras vidas.”

La historia más preciada entre los Monpa rodea a Tsangyang Gyatso, que en 1682 se convirtió en el sexto Dalai Lama. Aquí la gente hace peregrinaciones a su casa de la infancia, donde se muestra una piedra con una huella débil que se dice es suya y hablan con anhelo de la posibilidad de que pudiera suceder de nuevo.

“Ese es el sueño de mucha gente aquí, que el próximo Dalai Lama pudiera nacer en Tawang,” dijo Sang Phuntsok, subcomisionado de Tawang. Tsering Tashi, un legislador local, dijo que, como laico, no tenía nada que comentar, pero al final no pudo contenerse, “quiero que la reencarnación del próximo Dalai Lama ocurra en Tawang,” dijo. “Eso es todo lo que puedo decir.”

El Dalai Lama ha sido enigmático sobre cómo será elegido su sucesor.

En el pasado, los monjes se habían vuelto a visiones y oráculos que los condujeran a un niño concebido justo antes de que el Dalai Lama anterior falleciera. Habiendo identificado al niño, ellos le hacían pruebas buscando confirmar si él era el lama reencarnado, tales como pedirle que tomara objetos que habían pertenecido a su sucesor.

Pero ese método dejaría al budismo tibetano sin líder por lo menos por un año, permitiéndole a China identificar y promover su propio candidato. El Dalai Lama ha dado el indicio que él podría optar por un proceso de selección no tradicional, seleccionando a un niño o un adulto para sucederlo, mientras él aún está con vida.

Los ancianos lamas budistas tibetanos, en algunos casos, visitaron lugares donde ellos reencarnarían como bebés más tarde, y la visita del Dalai Lama a Tawang y Mongolia parecería caer dentro de este patrón, dijo Robert J. Barnett, historiador sobre el Tíbet moderno de la Universidad de Columbia.

“Esta es una forma de meterse debajo de la piel de los chinos, o sondearlos, y recordarles que ellos no tienen control sobre dónde va a suceder la próxima reencarnación,” dijo.

Al arribar el Dalai Lama a Tawang, las declaraciones chinas se hicieron cada vez más belicosas, una táctica que ha tenido éxito al presionar funcionarios de muchos países para que desairen al líder tibetano.

Un vocero del ministerio de Exteriores dijo que India había “arreglado obstinadamente” la visita del Dalai Lama, causando un “serio daño” a los lazos bilaterales. El Global Times, un tabloide dirigido por el Estado, sugirió que China podría tomar represalias apoyando la militancia anti India de Cachemira.

“¿Puede India enfrentar la consecuencia?” se preguntaba sarcásticamente. “Con un PBI varias veces más alto que el de India, capacidades militares que pueden alcanzar el Océano Indico y teniendo buenas relaciones con las naciones fronterizas a India, junto con el hecho de que los estados turbulentos de India limitan con China, Beijing perderá a Nueva Delhi?

Aunque India es tradicionalmente cautelosa en provocar a India, varios funcionarios han sido inusualmente belicosos en sus respuestas. Pema Khandu, el jefe de Estado de Arunachal Pradesh, tomó la iniciativa inusual de declarar que un Tíbet independiente, no China, es el verdadero vecino del norte de India.

“Déjenme ser directo,” dijo Khandu a los periodistas. “China no tiene que decirnos que hacer y qué no, porque no es nuestro vecino.”

El Dalai Lama, por su parte, ha sido característicamente jovial con las multitudes de periodistas que lo siguen, exponiendo con alegría temas desde la física cuántica al calentamiento global. Él casi no necesita hacer más, dijo Barnett.

“Él no tiene que hacer nada excepto existir y estar radiante para avergonzar a los chinos,” dijo. “Él estará justo en la frontera, será una persona completamente libre, estará sólo a metros del territorio chino pero ellos no podrán hacer nada contra eso.”

El Dalai Lama también visitó otra vez el lugar hacia donde escapó desde el Tíbet, en 1959, cuando huyó de la represión militar china en Lhasa. Disfrazado y con un pequeño grupo de ayudantes, cruzó los pasos de montaña hacia la seguridad en Tawang.

Él se reunió esta semana con Naren Chandra Das, de 76 años, un soldado indio. Ellos se abrazaron ante las cámaras: el exsoldado muy delgado, sus ojos cubiertos por cataratas; el monje rozagante y jovial.

“Yo me volví viejo, pero él está igual,” dijo Das. “Él es un gran hombre, el rey del Tíbet.”


Foto: Su Santidad el Dalai Lama saluda a un niño en Yiga Choezin, Tawang.

Tenzin Choejor, OHHDL

 

One thought on “EL VIAJE DEL DALAI LAMA PROVOCA A CHINA Y DA UN INDICIO SOBRE SU HEREDERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas