Embajador De EE.UU. En China Visita Al Tíbet Por Primera Vez Desde 2015

Radio Free Asia (Editado)

19 de mayo de 2019  

El embajador de Estados Unidos en China, Terry Branstad, ha viajado al Tíbet para reuniones oficiales y visitas a sitios de patrimonio religioso y cultural, en el primer viaje de este tipo de un enviado de Estados Unidos a China desde 2015, dijo el Departamento de Estado.

Branstad visitará la Región Autónoma del Tíbet (TAR) y la provincia de Qinghai, una región histórica del Tíbet conocida por los tibetanos como Amdo, del 19 al 25 de mayo, dijo un portavoz del Departamento de Estado al Servicio Tibetano de la RFA.

«Esta visita es una oportunidad para que el Embajador entable contacto con los líderes locales para plantear inquietudes de larga data sobre las restricciones a la libertad religiosa y la preservación de la cultura y el idioma tibetanos», dijo el portavoz.

«También se informará de primera mano sobre el significado cultural, religioso y ecológico único de la región», añadió.

«El embajador da la bienvenida a esta oportunidad de visitar la Región Autónoma del Tíbet (TAR, por sus siglas en inglés) y alienta a las autoridades a proporcionar acceso a la región a todos los ciudadanos estadounidenses», agregó el portavoz.

La visita de Branstad es la primera de un funcionario estadounidense al Tíbet desde la aprobación por parte de los legisladores estadounidenses de la Ley de Acceso Recíproco al Tíbet, en diciembre pasado, que exige a Washington que a finales de este año niegue las visas a los funcionarios chinos a cargo de implementar políticas que restrinjan el acceso de los extranjeros al Tíbet.

Un informe del Departamento de Estado de marzo dijo que China «sistemáticamente» impide el acceso al Tíbet para los diplomáticos, funcionarios,  periodistas y turistas estadounidenses, y que cuando se conceden las visitas a la región, están «altamente restringidas».

En 2018, la TAR fue la única área de China a la que el gobierno chino solicitó a los diplomáticos que solicitaran permiso para visitar, y Beijing negó cinco de las nueve solicitudes oficiales de la misión diplomática de los Estados Unidos  para visitar la región, incluida una de Branstad, indicó el primer informe anual sobre el acceso de Estados Unidos.

China desestimó el informe, que obraba en la ley de acceso recíproco, por estar «lleno de prejuicios» y ser perjudicial para las relaciones bilaterales.

Max Baucus, el enviado del presidente Barack Obama a Beijing, fue el último embajador de los Estados Unidos en visitar el Tíbet, en mayo de 2015.

El jueves, el Centro Tibetano para los Derechos Humanos y la Democracia (TCHRD, por sus siglas en inglés) con sede en India, Dharamsala, emitió un informe que decía que la situación de los derechos humanos en el Tíbet tuvo un empeoramiento el año pasado,  con restricciones más estrictas para los viajes de los tibetanos y una nueva campaña contra el crimen organizado,  que tomó como objetivo a la sociedad civil tibetana y sus prácticas culturales.

Al llamar a 2018 un «año crucial» para los derechos humanos en la TAR y otras áreas tibetanas de China, el TCHRD dijo que las nuevas políticas y regulaciones han llevado a «una mayor restricción a los derechos humanos y las vidas de los tibetanos».

Una campaña nacional contra el «crimen» introducida a principios de año dio como resultado la detención, el arresto y la tortura de activistas de los derechos humanos y del medio ambiente y de tibetanos comunes que promueven el uso del idioma tibetano, dijo el Centro en su informe.

«La disidencia pacífica de cualquier tipo y grado fue recibida con severas sanciones», añadió.

En diciembre, dos jóvenes tibetanos se prendieron fuego en el condado de Ngaba (en chino, Aba) en la provincia de Sichuan, en oposición al gobierno de China, así como a la represión política y religiosa en la TAR y otras áreas tibetanas, aumentando a 157 el número de autoinmolaciones por parte de tibetanos desde que comenzó la ola de estas dramáticas protestas contra casi 70 años de gobierno chino en su país, en 2009.

China sostiene que liberó pacíficamente al Tíbet del gobierno feudal, y que los tibetanos disfrutan del desarrollo económico que llevó a la región.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas