La Escritura Importa: En Conversación con Bhuchung D. Sonam

La Escritura Importa: En Conversación con Bhuchung D. Sonam

Kitaab

Por Shelly Bhoil (Editado)

4 de mayo de 2018

Poeta y traductor, Bhuchung D. Sonam es el autor de cuatro libros, incluidos Yak Horns: Notes on Contemporary Tibetan Writing, Music, Film & Politics (Cuernos de Yak: Notas sobre la escritura, la música, el cine y la política contemporánea tibetana) y Songs of the Arrow (Canciones de la flecha). Ha editado Muses in Exile: An Anthology of Tibetan Poetry (Musas en el Exilio: Una Antología de la Poesía Tibetana) y compiló y tradujo Burning the Sun’s Braids: New Poetry from Tibet (Quemando las Trenzas del Sol: Nueva Poesía del Tíbet). Sus escritos se publican en el Journal of Indian Literature, HIMAL Southasian, Hindustan Times y Tibetan Review, entre otros.

Burning the Sun’s Braids es el trabajo más reciente de Bhuchung Sonam, quizás la primera colección en inglés de la nueva poesía del Tíbet. Este libro brinda una visión alternativa del Tíbet donde los artistas creativos desempeñan un papel crucial para afirmar su voz, así como para inspirar a la gente común a llevar a cabo la resistencia contra una fuerza externa.

La dirección permanente de Bhuchung Sonam fue robada.

Shelly: ¡Qué imágenes violentas pero necesarias, audaces pero lógicas e inusuales en tu libro Burning the Sun’s Braids: New Poetry from Tibet! ¿Puedes arrojar algo de luz sobre el título y también sobre la intrigante portada del libro?

Bhuchung: El título del libro Burning the Sun’s Braids proviene del poema ‘Farewell Prostrations’ (Postraciones de Despedida) de Khawa Nyingchak, que murió a la edad de veintiséis años en 2015, mientras evitaba que los cazadores furtivos mataran peces dorados en peligro de extinción del lago Kokonor, en el este del Tíbet. La imagen de portada es una pintura titulada ‘Dos espíritus’ por Tsering Sherpa, un artista contemporáneo tibetano que vive en California. Los puse juntos para indicar la realidad del Tíbet hoy. Los lectores necesitan sacar sus propias conclusiones.

Shelly: Como libro bilingüe, Burning the Sun’s Braids logra muchas cosas, no sólo está dirigido a los lectores de habla tibetana e inglesa, sino que también refuerza la idea de enraizar la propia identidad en el idioma del hogar, especialmente para la generación de tibetanos exiliados que se han alejado circunstancialmente del idioma tibetano. ¿Cuál fue tu idea detrás de traducir poemas del tibetano al inglés?

Bhuchung: En un mundo ideal, una obra de arte no debería tener ninguna agenda u objetivo. Pero el mundo, tal como es, está lejos de nuestros sueños. Esto es aún más cierto para personas como los tibetanos que viven bajo ocupación y como refugiados lejos de sus hogares. Para la tercera y cuarta generación de tibetanos en el exilio que están creciendo lejos de su cultura y su idioma, espero que este libro bilingüe presente lo que los escritores en el Tíbet escriben y también los inspire a aprender su idioma y fortalecer su sentido de identidad.

El otro objetivo es conseguir un público más amplio para los poetas del Tíbet que han sufrido hostigamiento, arrestos y penas de cárcel en China. Tengo un gran respeto por su valor y lo menos que puedo hacer es traducir su trabajo a un lenguaje que, en general, tiene una audiencia global.

Shelly: China tiene un inmenso control militar y mediático sobre el Tíbet. Todas las publicaciones deben ser aprobadas por la junta de censura de China. Es común escuchar que los escritores son encarcelados e incluso desaparecen luego de hacer circular sus obras en forma privada. ¿Cómo tuviste acceso a los poemas que has traducido y qué criterio empleaste al seleccionar a los poetas?

Bhuchung: El aparato de censura de China es ampliamente informado en los medios internacionales. La escala de represión no tiene precedentes en la historia. Los artistas e intelectuales en toda China sufren en gran medida por sus opiniones disidentes. La represión contra los intelectuales en el Tíbet es aún más dura. Shokjang, autor de For Liberty, I Have No Regret (Por la Libertad, No me Arrepiento) fue liberado hace unos días después de pasar tres años en la cárcel. Theurang fue encarcelado durante cuatro años por su libro Written in Blood (Escrito en sangre), y Gartse Jigme, que fue liberado a principios de este año, pasó cinco años en la cárcel por sus dos libros. Muchos de los poemas de Burning the Sun’s Braids provienen de libros auto editados y distribuidos de modo encubierto. Otros provienen de sitios web, blogs personales y otras redes sociales.

Shelly: Tsering Wangmo Dhompa escribe en su introducción a Burning the Sun’s Braids que este libro “pide ser leído en contra de la historia del gobierno colonial.” Tenzin Dorjee, alias Tendor, también enfatiza en el epílogo que “en un polvorín político como el Tíbet… el deseo de libertad se convierte en la mayor obsesión.” ¿Cómo crees que tus poetas traducidos han explorado o expresado el tema de la resistencia anticolonial en sus versos?

Bhuchung: Como traductor, no tengo ninguna autoridad o propiedad especial sobre la interpretación de estos poemas. Tampoco tengo profundidad intelectual para exponer sus significados más profundos. Es por eso que solicité a Tsering Wangmo Dhompa, autora de A Home in Tibet (Un Hogar en el Tíbet) y Tenzin Dorjee, autor de Tibetan Nonviolent Struggle (La Lucha No Violenta Tibetana) que escribieran la introducción y el epílogo respectivamente. Han proporcionado contextos maravillosos, tanto en términos de colonialismo como de resistencia, a los poemas del libro. Lo único que quiero decir es que, para repetir a Tsering, estos poemas deben “leerse contra la historia del dominio colonial.” Cada lector, con sus antecedentes culturales y políticos y su experiencia de ocupación o libertad, debe tener plena libertad para interpretar estos poemas.

Shelly: ¿Cuál crees que es el papel de la nueva poesía o ficción tibetana para proteger y perpetuar la memoria cultural de una nación colonizada?

Bhuchung: El acto de escribir es una acción contra el olvido. Los artistas y los intelectuales son los creadores y guardianes de los recuerdos. Esto es particularmente necesario para las naciones colonizadas porque los colonizadores eliminan el idioma, la cultura, la tradición y la identidad de sus víctimas. En el caso de Tíbet, es pertinente; la maquinaria de propaganda china niega la historia tibetana y su propia existencia como un país independiente. Los escritores en la meseta tibetana están registrando experiencias de cómo su tierra, su idioma y su modo de vida están siendo sistemáticamente borrados. Lo que escriben hoy se convierte en historia mañana. Esto debe continuar porque sin historias, no tendremos memoria ni historia, y sin historia no tendremos lucha.

Shelly: Si me permites una pregunta personal para finalizar la entrevista, eres un poeta de la resistencia y un refugiado que huyó del Tíbet a una tierna edad, sufriendo el dolor de la separación de tus padres a quienes nunca podrías volver a ver. El acto de traducir estos poemas debe haber sido un compromiso emocional intenso para ti. ¿Cómo te afectó el proceso de traducción?

Bhuchung: El exilio es cruel. Es terrible. Pero no tengo el lujo de estar abrumado y deprimido por la dura realidad de la dislocación. ¡Qué maravilloso sería si pudiera escribir poemas sobre hacer el amor en un bote meciéndose suavemente flotando en el río Yarlung o sobre seres celestiales elevándose en el infinito cielo azul! ¡Qué maravilloso si pudiera pasar mis días traduciendo cien mil canciones de iluminación! Pero, por supuesto, la realidad desgarra esos sueños. Tengo que hacer el trabajo doloroso pero necesario de traducir estos poemas desgarradores que vienen del Tíbet hoy. Cada uno golpea mi conciencia y deja una marca. Estoy herido, pero puedo haber encontrado más de mí mismo en estos versos de lo que posiblemente podría en años de meditación.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas