La Nueva Ley De Unidad Étnica De China Es Vista Como Un Esfuerzo Para Sinicizar La Cultura Tibetana

Radio Free Asia (Editado)

1º de mayo de 2020

El viernes entró en vigor una ley china que exige la «unidad étnica» en las instituciones estatales y sociales en el Tíbet, lo que genera preocupación entre los tibetanos y los observadores externos que dicen que la nueva ley socavará aún más la identidad tibetana, ya debilitada por décadas de migración étnica de los chinos han hacia la región.

Titulada «Regulaciones Sobre El Establecimiento De Un Área Modelo Para La Unidad Étnica Y El Progreso En La Región Autónoma Del Tíbet», la nueva ley requiere la participación igualitaria de los grupos étnicos no tibetanos en todos los niveles del gobierno y en las escuelas, empresas privadas, centros religiosos, y las fuerza armadas.

En una declaración del 30 de abril, la Campaña Internacional por el Tíbet (ICT, por sus siglas en inglés) con sede en Washington dijo que las nuevas regulaciones de la ley ‹se apartan explícitamente del principio de » trato preferencial » para los tibetanos, que garantizaría que los tibetanos pudieran mantener su cultura y su forma tradicional de vida en su propia patria›.

“Al afirmar una cultura étnica dominante con el objetivo de sinicizar al pueblo tibetano, las regulaciones violaron los estándares internacionales de derechos humanos, como la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales”, expresó la ICT.

El vicepresidente de ICT, Bhuchung K. Tsering, dijo al Servicio Tibetano de RFA que, si bien la nueva ley de China dice que se deben preservar partes del patrimonio cultural del Tíbet, la ley debe ser monitoreada de cerca por su efecto real a largo plazo.

La discriminación encubierta por la ley

Sophie Richardson, directora de China en Human Rights Watch, calificó la nueva Ley de Unidad Étnica de China como «violenta y extremadamente tensa con la propia constitución de China y las obligaciones del gobierno chino en virtud del derecho internacional».

«No se puede exigir la unidad étnica», dijo Richardson a RFA. «Es una forma de discriminación que está siendo encubierta por la ley, pero eso no la hace legítima».

Los tibetanos deben ser capaces de «practicar su cultura como les parezca», dijo Richardson.

«La campaña del gobierno chino para controlar la cultura y la religión tibetanas ha violado durante mucho tiempo las normas internacionales de derechos humanos», agregó el congresista estadounidense James McGovern, en una declaración del 1º de mayo.

«Y estas nuevas regulaciones parecen diseñadas para aumentar la discriminación y la represión, en clara violación de las obligaciones internacionales de China».

‹Los EE. UU. Y la comunidad internacional deben estar atentos cuando entren en vigor estas regulaciones de “unidad étnica”, y todos debemos trabajar juntos contra los esfuerzos por destruir la identidad tibetana o reprimir al pueblo tibetano›», dijo McGovern.-

Foto: Trabajador tibetano observado por militares chinos (archivo internet)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *