LOS CHINOS ELIGEN “BUDAS VIVIENTES” PARA FRENAR LA INFLUENCIA DEL DALAI LAMA

 

Times of India

Saibal Dasgupta

14 de diciembre de 2017

BEIJING: En los 10 años transcurridos desde que el gobierno chino intervino en el asunto de elegir los Budas Vivientes del budismo tibetano, la administración estatal para asuntos religiosos (SARA) aprobó y brindó capacitación a 60 “Budas Vivientes.”

Su propósito es contrarrestar la influencia del Dalai Lama sobre los monjes y los Budas Vivientes de diferentes áreas del budismo tibetano, dijo un alto funcionario.

“La orden ha impedido exitosamente que el Dalai Lama use la reencarnación de un Buda Viviente para realizar actividades que amenazan el budismo tibetano y la unidad nacional,” dijo a los medios oficiales Zhu Weiqun, presidente del Comité de Asuntos Étnicos y Religiosos de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino.

“Algunos templos budistas de cualquier área al azar,  a menudo designan a los llamados Budas Vivientes para que sirvan a sus propios propósitos, y se ha descubierto que algunas personas usan el disfraz de Buda Viviente para engañar a los seguidores,” agregó Zhu.

La búsqueda de un Buda Viviente tiene lugar después de la muerte del líder de una secta tibetana. Hubo 1.300 Budas Vivientes aprobados en China en 2016, según las estimaciones elaboradas por los medios de propiedad del gobierno. Otros siete Budas Vivientes menores de 16 años están recibiendo capacitación que incluye educación sobre temas como el patriotismo y el sistema político socialista practicado por el Partido Comunista.

China ha reemplazado la práctica anterior que involucraba a miembros de alto rango de una secta tibetana, seleccionando y aprobando un Buda Viviente para que los dirija. Los monjes tibetanos son conocidos por usar predicciones u otras pistas como sueños, adivinación, presagios y observaciones celestiales para determinar un nuevo Buda Viviente después de que uno de ellos muere.

La sucesión de un Buda viviente ahora se lleva a cabo bajo la guía de asociaciones budistas respaldadas por el gobierno y grupos religiosos que se espera que vean que el proceso se ajusta al ritual religioso y la convención histórica.

Se espera que la Asociación Budista de China informe a SARA en caso de que haya un conflicto en el proceso de sucesión. Esto ocurre cuando más de un Buda Viviente surge en una secta y sus respectivas familias se pelean, dijeron las autoridades. La sucesión debe ser aprobada por departamentos de asuntos religiosos o gobiernos por encima del nivel municipal.

Zhu también dijo que la regulación ha institucionalizado la gestión del gobierno chino de la reencarnación de los Budas vivientes, y otorga al gobierno derechos decisivos sobre el asunto.

SARA dice en su sitio web que las reglas del gobierno han ayudado a proteger la libertad religiosa de las personas, han mantenido el orden normal del budismo tibetano y han ayudado a construir una sociedad armoniosa.

“Durante los últimos 10 años, cada encarnación de Buda Viviente fue encontrada y aprobada de acuerdo con la regulación, y está completamente de acuerdo con el statu quo del budismo tibetano y los deseos de los budistas,” citó el Global Times a Dawa Tsering, monje y presidente de la Asociación de Budismo de la ciudad de Shannan del Tíbet.-

(Foto: el Dalai Lama en Mundgod, India, 12/12/17. Lobsang Tsering)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas